Saltar al contenido

Tipos de lentes de contacto en 2022

¿Qué tipos de lentillas hay? ¿Por que hay lentillas que no me van bien? En este post te contamos lo que debes saber a la hora de hacer una adaptación de lentes de contacto.

Las lentes de contacto o lentillas, son instrumentos ópticos que corrigen nuestros defectos visuales. Se colocan en la córnea, concretamente se sumergen en nuestra película lagrimal, permaneciendo en constante movimiento gracias al parpadeo involuntario que distribuye nuestra lágrima.

Tipos de lentes de contacto

En nuestro post «¿Cómo comprar gafas graduadas?» te contamos todo lo que debes saber para comprar unas gafas graduadas sin miedo a equivocarte. Y en este artículo, queremos despejar las dudas sobre los tipos de lentillas que existen y las diferencias entre ellos.

Te recomendamos que tengas especial cuidado con el uso de lentes de contacto. El mal uso de éstas, supone la principal causa de atención oftalmológica de urgencia en los hospitales. Si lo consideras oportuno, puedes leer «¿Por qué me molestan las lentillas?«, donde te explicamos las claves para un buen uso y mantenimiento de las lentes de contacto.

Las lentillas se pueden clasificar de varias maneras, según el reemplazo, el material, y la geometría. A continuación te mostramos los diferentes subtipos según cada categoría.

1. Tipos de lentes de contacto según el reemplazo

Las lentillas tienen una caducidad una vez abiertas, se puede considerar el reemplazo como el tiempo máximo que debe transcurrir desde que abrimos el blíster en el que la compramos hasta que la lentilla está caducada y debemos reemplazarla.

Para todos los tipos de lentillas, excepto las de reemplazo diario, necesitaremos soluciones de mantenimiento, y un estuche en el que mantenerlas durante su vida útil.

Lentes de contacto diarias

Son lentillas de un solo uso, y después se tiran. Estas lentillas tienen la ventaja que cada día usamos una lente nueva, con lo que no tiene desgaste alguno por el uso. Son ideales para personas alérgicas o quienes tengan problemas de higiene con sus lentes de contacto, como por ejemplo niños.

Lentes de contacto mensuales

Las lentillas mensuales son las más comunes entre la mayoría de usuarios, una vez abrimos el blíster, duran un mes. Este periodo de caducidad es de un mes tanto si se usan muy poco o si se usan cada día, con lo que si vamos a usarlas en ocasiones puntuales, recomendamos el formato anterior.

Lentes de contacto quincenales, trimestrales

Este tipo de lentes de contacto sólo las trabajan ciertos laboratorios, como por ejemplo Johnson and Johnson o Mark’ennovy. Hace años que las lentillas de los apartados anteriores han desbancado este tipo de reemplazo (y el siguiente también), debido principalmente a las alteraciones que producen estas en los usuarios que no mantienen una correcta higiene de sus lentillas.

Lentes de contacto anuales o bianuales

Son lentes de contacto que hay que adaptar con especial atención, hoy día solo se adaptan a personas que por parámetros corneales no están cómodas con las lentes de contacto más habituales (suele tratarse de graduaciones altas). Este tipo de lentillas se pueden adaptar a prácticamente cualquier usuario, están hechas a medida según las características corneales individuales.

El usuario de este tipo de lentillas debe ser especialmente responsable de la higiene de estas, ya que han quedado prácticamente en desuso salvo para casos excepcionales, debido a las complicaciones y alteraciones que producen en el ojo. Son lentillas más baratas en proporción, porque duran mucho, pero en la mayoría de ópticas no las adaptan.

2. Tipos de lentes de contacto según el material

Hay una enorme variedad de materiales para lentes de contacto, de ellos dependerá principalmente la comodidad para el usuario, aunque también otras características como las horas de uso recomendado, el reemplazo, la fabricabilidad (la capacidad para fabricarse en graduaciones complicadas), así como la tendencia a formar depósitos en la lentilla (o la tendencia a ensuciarse).

Te explicamos los principales materiales para lentillas que se comercializan actualmente, en 2022. Todos los laboratorios tienen una muestra de ellos, aunque los componentes exactos son exclusivos, cumplen las mismas premisas.

Rígidas permeables al gas

Son lentes de contacto rígidas, cuyo reemplazo suele ser anual, están hechas de un polímero transpirable, lo que permite el paso de oxígeno a través de la lentillas. Este grupo de lentillas está prácticamente en desuso, solo la llevan aquellos usuarios con córneas con parámetros especiales o antiguos usuarios que no quieren pasar a las blandas.

Hidrogel convencional

Son lentillas blandas cuya elasticidad, contenido en agua y permeabilidad al oxígeno puede variar según el fabricante y la gama de lentillas que sea. Se caracterizan por ser lentillas cómodas y muy finas, sin embargo a medida que pierden la cantidad de agua que tienen, se merma la cantidad de oxígeno que llega a la córnea. Es apropiada para usuarios con muy buena calidad lagrimal o nuevos usuarios.

La lágrima artificial es tu gran aliada, no dudes en aplicarte lágrima (apta para uso con lentes de contacto) las veces que consideres necesarias para mantener la correcta hidratación de la lentilla.

Hidrogel de silicona

Son lentillas blandas, más gruesas que las anteriores, con un contenido en agua similar y una permeabilidad al oxígeno mucho mayor. La silicona hace que la lente de contacto sea transpirable, más allá del contenido en agua que pueda tener. A diferencia de las lentillas de hidrogel convencional, mantienen el ojo más oxigenado a pesar de perder contenido en agua con las horas de uso.

Las lentillas de hidrogel de silicona tienen recorrido suficiente en el mercado para afirmar que han venido para quedarse. En general, los usuarios están más satisfechos y aguantan más horas con estas lentes de contacto que las anteriores.

3. Tipos de lentes de contacto según la geometría

La mayoría de lentillas que se usan siguen una de estas dos geometrías, existen más geometrías aunque apenas se usan.

Esféricas

Es el tipo de lentillas más común, se adapta a aquellas graduaciones cuyo astigmatismo sea inferior a 0.75 dioptrías, o cuyo astigmatismo corneal sea igual que el astigmatismo total. El materiales blandos, se fabrican por moldeo, con lo que se pueden adaptar a cualquier córnea regular y hacen que la adaptación para los ópticos sea muy sencilla.

Tóricas

Para graduaciones con astigmatismos de 0.75 dioptrías o más, o astigmatismos corneales diferentes del astigmatismo total. Son algo más complicadas que las anteriores por que hay que asegurarse que están bien centradas y orientadas, de lo contrario tendríamos una merma en la visión.

Hay usuarios que las notan molestas o se marean con ellas, suele tratarse de falta de adaptación o sequedad ocular. Te recomendamos que si tienes alguno de estos síntomas, tengas paciencia y sobre todo mantengas una buena hidratación con lágrima artificial.

Multifocales

De las lentes de contacto vistas hasta ahora, estas son las más difíciles de adaptar. Tienen una geometría de zonas concéntricas de visión lejana y cercana. No todos los usuarios llegan a adaptarse a estas lentillas, porque están pensadas para una visión óptima, no para visión perfecta. Esto puede afectar a los usuarios más exigentes y obligarles a buscar otras soluciones para la presbícia.

Tóricas Multifocales

Este tipo de lentillas se ha vuelto más accesible en los últimos años, y ya no es un problema tener astigmatismo y presbícia. Presentan mayor dificultad de adaptación que las anteriores, pero han evolucionado mucho en los últimos tiempos.

Esperamos haber aclarado las posibles dudas que tuvieses sobre lentes de contacto. Comparte el contenido y seguiremos publicando contenido de interés del mundo de las lentillas. Si te queda alguna duda, puedes plantearla en la sección de comentarios. Trabajamos con la mayoría de laboratorios de lentillas de Europa, y podemos ayudarte a resolverla entre nuestro equipo de optometristas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.