Saltar al contenido

¿Cómo elegir gafas de Sol?

¿Qué gafas de Sol son buenas para la vista? ¿Cómo saber qué gafas de Sol elegir?

¿Cómo elegir gafas de Sol buenas para la vista? Estas son las que además de tener la protección UV indispensable para estar homologadas, cumplen con la calidad óptica que tus ojos necesitan.

Estas gafas de Sol no las encuentras en el top manta, ni en una gasolinera, ni en AliExpress,…

El colegio nacional de ópticos-optometristas advierte que 1 de cada 3 gafas de Sol se adquiere en el top manta y mercadillos, canales que no cuentan con ningún tipo de regulación sanitaria. También recuerda que las gafas de Sol son un equipo de protección individual (EPI), para tareas al aire libre se convierten en un elemento indispensable para proteger nuestros ojos.

Normalmente elegimos gafas de Sol por la estética, sin embargo hay muchos aspectos a tener en cuenta para acertar con la compra.

En este post despejamos las dudas sobre cómo elegir gafas de Sol buenas para la vista. Te planteamos todas las posibilidades en cada apartado, para elegir las gafas de Sol y no equivocarte.

1. ¿Cómo elegir las lentes de las gafas de Sol?

Las características de las lentes de Sol son muy variadas, existiendo infinitas combinaciones pensadas tanto para realizar tareas concretas como para un uso general. Entre los siguientes apartados se componen unas lentes de Sol:

1.1. Filtro ultravioleta (UV)

Para elegir gafas de Sol, el aspecto fundamental es que todas las lentes de Sol homologadas cuentan con esta protección. La finalidad principal del uso de las gafas de Sol es protegernos de la luz UV. No es una característica que pueda apreciarse a simple vista. Para saberlo, podemos hacer una prueba como en este vídeo: «¿Cómo puedes saber si tus gafas de Sol son buenas?«.

Cualquier gafa comprada en un establecimiento de óptica, ya sea online o tienda de a pie, tiene la obligación de vender las gafas de Sol homologadas.

Todas las gafas de Sol homologadas deben llevar la marca CE en una varilla, aunque hay mucha controversia sobre este etiquetado. Resulta fácil falsificar las etiquetas CE, y contrariamente a la finalidad del mismo, no es ninguna garantía de protección que lo lleven. Te recomendamos, que ante la duda, las tires, no las uses más porque pueden dañar seriamente tu visión.

La radiación solar viaja en el espacio como una onda electromagnética. Llega a la tierra y gracias a la sensibilidad que poseemos consideramos parte de este espectro como visible. Esta pequeña porción de la radiación que recibimos y somos sensibles a ella, nos permite diferenciar los colores.

Sin embargo también recibimos radiación que puede ser nociva para nuestro cuerpo, y debemos protegernos para evitar daños causados por la sobreexposición.

Para ello, utilizar las cremas solares y el uso de gafas de Sol deberían ser obligatorios. Junto con evitar la sobreexposición durante las horas centrales del día. En nuestro post: «¿Cómo afecta una ola de calor extremo a nuestra visión?» te damos más detalles.

1.2. Categoría de protección de la luz visible

La oscuridad de las lentes. Cuanto más oscuras son las lentes, mayor protección de la luz visible. La luz visible en exceso es la que nos molesta, la que nos hace arquear las cejas y fruncir el ceño.

La categoría de las gafas no tiene relación con que sean de buena calidad o no, como mucha gente cree. Dependiendo del ambiente lumínico será más apropiada mayor intensidad: por ejemplo en días nublados o días de Sol, necesitamos distintos niveles de protección de luz visible. Necesitamos lentes más oscuras en días nublados que en días de Sol intenso.

CategoríaTonoAbsorción de luz visible (%)Indicaciones de usoAmbientePictograma
00< 20%Estética, días muy nublados o de noche. Protección contra flujos de aire que provocan sequedad ocular.Interiores o de noche.🌌
1A20 – 57%Nubes y claros. Luminosidad ligera. Clima de lluvias.Días nublados con mucha luminosidad.🌥
2B58 – 80 %Luz solar media. Ambientes de Sol – sombra.Sol y sombra.🌤
3C81 – 91%Luminosidad alta. Conducción, playa o montaña.Sol. ☀
4D92 – 97%Luz solar muy alta. Alta montaña, mar.Sol intenso y reflejos. 🏔
🌅

La categoría estándar de gafas de Sol es la categoría C, la que tienen la mayoría de gafas de Sol y la que recomendamos para un uso normal.

También hay coloraciones que se degradan de arriba abajo, siendo más oscuras en la zona superior que en la inferior. Este tipo de coloración puede fabricarse en cualquier color. Tiene como finalidad tener más claridad para la lectura, aunque en la mayoría de ocasiones se elige por razones estéticas. El degradado puede ser apropiado para quienes consideren que una categoría C es demasiado oscura y tienen que quitarse las gafas por tener la sensación de que les falta luz.

Existen lentes las lentes fotocromáticas que solventan este aspecto adaptando la oscuridad de las lentes según la cantidad de radiación UV que reciban. Son muy cómodas porque sin tener que cambiar de gafas estamos adecuadamente protegidos de la luz visible. Algunas gafas de Sol son fotocromáticas, y siempre se pueden adaptar unas lentes fotocromáticas a una montura aunque no tengan graduación. Si quieres saber más sobre las lentes fotocromáticas, lee nuestro post: «Lentes fotocromáticas: solución para la fotosensibilidad«.

1.3. Calidad óptica de las lentes

La calidad de una lente se define por las aberraciones acromáticas, existiendo aberraciones esféricas, astigmatismos inducidos, coma,… Son aberraciones que aunque no se aprecien a simple vista, afectan directamente a la calidad de visión. Las aberraciones de alto orden pueden provocar borrosidad, dolores de cabeza, mareos o incluso visión doble en las personas que usen gafas sin calidad óptica en sus lentes. En nuestra opinión este aspecto es el que va a diferenciar unas gafas de Sol buenas o no.

elegir gafas de sol sin aberraciones
Las distintas aberraciones que vemos en la imagen son la proyección de muchos puntos perfectos a través de una lente aberrada.

Imaginemos que tenemos que conducir durante cuatro horas en pleno Sol y decidimos usar unas gafas de Sol de mala calidad. Nuestro cerebro percibe imágenes distorsionadas respecto a lo que espera, y además con plena concentración que requiere la tarea. Por ejemplo, si percibe un coche más abombado, el cerebro interpreta que es un coche más grande porque en su base de datos los coche son más estrechos, o por ello interpreta que el coche está más cerca.

El cambio en la percepción implica un esfuerzo constante por interpretar la realidad, aparentemente sin ninguna consecuencia para nosotros. Sin embargo al pasar varias horas, es habitual empezar a tener dolor de cabeza, mareos o fatiga visual. Sin ninguna duda, el efecto que puede tener a lo largo del día usar unas lentes aberradas no pasa desapercibido.

Material de las lentes de Sol

Saber si unas gafas de Sol tienen aberraciones o no es imposible, algunas de ellas son imperceptibles. Puedes intentar mirar a contraluz si aprecias las tensiones de las lentes, para hacerte una idea de la distorsión que producen. Gran parte de las aberraciones que existen en las lentes se producen por las tensiones con las monturas, por lo que las lentes de Sol fabricadas en materiales:

  • Minerales tendrán menos aberraciones que las orgánicas. Debido a su menor flexibilidad se evitan las tensiones entre lentes y montura.
  • Entre las lentes orgánicas tenemos un amplio abanico de calidades de las lentes, siendo las orgánicas más finas, más flexibles y por ello más susceptibles a presentar aberraciones en las lentes. Las principales lentes orgánicas que se fabrican son:
    • Lentes de CR-39: este material es más resistente al rayado que el policarbonato, en general tiene muy buen equilibrio de propiedades ópticas. La mayoría de lentes de marca llevan este tipo de lentes (Carolina Herrera, Tous, Ray Ban cuando no son minerales,…)
    • Lentes de policarbonato: hay muchos tipos de policarbonato, cada fabricante tiene su «receta secreta» para fabricarlos. Existen policarbonatos de 12 capas, cuyas propiedades son excelentes para la práctica deportiva (por su alta resistencia a los impactos). Y policarbonatos más sencillos en cuanto a calidad óptica refiere, que usan marcas de Sol más económicas.

Las lentes minerales no son mejores que las orgánicas, pero en este aspecto concreto, sí lo son. Las lentes minerales tienen menor resistencia al impacto, y mayor resistencia al rayado frente a las orgánicas.

Para asegurarte de que compras unas lentes de calidad, pregunta de qué material son las lentes de la gafa de Sol que te gusta. En caso de que sean orgánicas, puedes investigar cuál es el grosor y la resistencia de las lentes orgánicas que estás valorando.

1.4. Color

Generalmente las gafas de Sol tienen el tinte de las lentes de color de gris, verde o marrón. Aunque puede ser de cualquier color: azul, violeta, rosa, amarillo, naranja,… A día de hoy se fabrican gafas de Sol prácticamente en todos los colores. Hay colores que dan mayor contraste que otros, por ejemplo los tonos amarillos o naranjas aportan mayor luminosidad, no deben usarse en condiciones de Sol extremo.

No hay un color mejor que otro siempre que las gafas de Sol sean de calidad, los colores realzan la visión del propio color. Por ejemplo, los colores de lentes verdes, realzan el verde, si queremos unas gafas para jugar a golf, tendremos mayor definición de las tonalidades del verde, lo que puede aportar mayor comodidad para este deporte.
El color gris es el único que no realza ningún color, simplemente los absorbe a todos por igual, es especialmente apropiado para ambientes con mucha luminosidad o tareas en las que no debe verse alterada la visión de los colores.

como elegir gafas de Sol

1.5. Filtros y tratamientos opcionales

1.5.1. Filtro polarizado

Una característica adicional que pueden tener unas gafas de Sol de calidad es un filtro polarizador de la luz. Este filtro elimina los reflejos de la luz en superfícies planas, como en el mar, la nieve, el asfalto,…

Este es un filtro que puede encarecer las gafas de Sol, sin embargo, merece la pena tenerlo en aquellas gafas de Sol que se les vaya a dar un uso bajo Sol intenso o en condiciones lumínicas con muchos reflejos. Si tienes duda sobre si merece la pena el filtro polarizado, te las despejamos en nuestro post:

1.5.2. Antirreflejante en la cara interna de la lente

Las lentes de Sol llevan tratamientos antirreflejantes para eliminar los reflejos de la luz en la superfície interior (la cara más cercana a nuestro rostro). Este tratamiento se pone para eliminar los reflejos de luz que vienen de detrás o de los lados.

Es especialmente útil para las monturas que sean muy planas, debido a que tendrán mayor cantidad de reflejos en la cara interna de la lente.

Las gafas de Sol premium suelen llevarlo de serie.

1.5.3. Espejos

Los tratamientos espejados en las lentes se aplican en la cara anterior de la lente. Aportan mayor protección de la luz visible, debido a la luz reflefada, deja de atravesar la lente. El tratamiento aporta un tono más oscuro, entre un 5 y un 10% más de oscuridad en las lentes.

Normalmente se aplica este tratamiento por razones estéticas, sin embargo, es de considerar para tareas de Sol intenso, como en el mar o la montaña. O para la práctica de deporte al aire libre.

Son tratamientos superficiales, en caso de que las lentes se rayen dejan entrever el color de la lente de Sol real. Estéticamente se notan más las rayadas que con las lentes sin espejo.

como elegir gafas de sol

2. ¿Cómo elegir monturas para gafas de Sol?

Por otro lado, es muy importante el tipo de montura de las gafas de Sol, ya que aporta comodidad y durabilidad fundamentalmente. Las monturas de Sol se pueden clasificar según el grado de envolvencia o el material con el que se fabrican.

2.1. Elegir gafas de Sol según la curvatura

La geometría de la montura depende del ángulo que forman las dos lentes, teniendo muchos grados de envolvencia posibles, que se adaptarán mejor o peor a cada rostro. En los dos extremos tenemos:

2.1.1. Monturas envolventes

La mejor opción para el Sol intenso o personas fotosensibles. Siguen la curvatura del rostro y se adaptan mejor, evitando que se cuelen los rayos de Sol por detrás y los lados de las gafas. Cada usuario necesitará un grado de envolvencia distinto, por lo que es especialmente importante probar las gafas de Sol antes de comprarlas. Aportan una estética más deportiva que las monturas de Sol más planas.

2.1.2. Monturas planas

Son las más habituales, gafas de Sol para el día a día, el ángulo que forman las dos lentes es muy pequeño o nulo. Puede resultar molesto cuando el Sol incide de los lados o de detrás. Consideramos importante no pasar desapercibido este aspecto, ya que la finalidad de las gafas de Sol es protegernos de la luz UV y visible.

2.2. Elegir gafas de Sol según el material de la montura

Existen muchos materiales con los que se fabrican monturas de gafas de Sol, el material marca la diferencia en cuanto a la adaptabilidad y durabilidad de las monturas. Los materiale más habituales para fabricar gafas de Sol son:

2.2.1. Monturas de pasta

Son las monturas de plástico, la estructura es más sólida que las gafas de metal o al aire, por ello son más resistentes.

Son la opción más usada en gafas de Sol, porque cubren mejor nuestros ojos por la amplitud del marco.

No todas las montras de pasta son iguales, los principales materiales con los que se fabrican las gafas de pasta son:

2.2.1.1. Monturas de plástico inyectado

El plástico inyectado se usa para fabricar monturas de Sol desde hace más de 20 años. Desde el principio se asocia este material a monturas más baratas, como las de las gasolineras, o las que te regalan en ciertas promociones. Sin embargo recientemente se ha ido introduciendo a monturas de gafas de Sol con cierto renombre, como por ejemplo Polaroid.

El plástico inyectado es un material muy ligero flexible y con memoria, es muy difícil moldearlo con calor porque vuelve a la posición inicial, por lo que si no ajustan bien al usuario desde el principio, es probable que no mejoremos este aspecto con el ajuste.

También es un material que resiste menos las tensiones, por lo que ponerle lentes graduadas no es lo más recomendable. Las lentes se adaptan a la montura con el biselado, y en este tipo de monturas, es posible que al dar un golpe, por pequeño que sea, el material inyectado que está tensionado por las lentes, termine de romperse.

2.2.1.2. Monturas de nylon

Son monturas de pasta más resistentes y ligeras que las inyectadas. Se usan para las gafas deportivas o gafas de seguridad porque aguantan las tensiones. Las hay con estructuras envolventes que respetan la geometría de nuestro rostro, adaptándose mejor y en consecuencia protegiéndonos mejor.

fotocromáticas o polarizadas
2.2.1.3. Monturas de acetato

Las monturas de acetato son las más populares y las que usan la mayoría de fabricantes de gafas de Sol de calidad. El acetato se dilata con el calor permitiendo moldearlo, a diferencia de las monturas de plástico inyectado. Es cierto que pesa un poco más que el plástico inyectado, pero es más resistente a los golpes.

Cabe destacar que a día de hoy, fabricantes que siempre habían hecho sus monturas con materiales inyectados, ya están fabricando gafas de Sol con monturas de acetato, lo que supone una mejor calidad sin encarecer el precio. Por ejemplo Hawkers, aunque sigue manteniendo modelos que se fabrican con plástico inyectado, disponen de muchos modelos que se fabrican con acetato.

2.2.2. Monturas de metal

Las monturas metálicas son más finas que las de plástico, y aparentan menor impacto en nuestro rostro. Por norma general son más ligeras y tienen unas sujeciones nasales que apoyan todo el peso de la gafa en las plaquetas que apoyan en la nariz. Los principales materiales de las gafas metálicas son:

2.2.2.1. Acero

Monturas de acero inoxidable con recubrimientos anticorrosivos e hipoalergénicos. Este es el material que más se usa en monturas de metal. Es más ligero que las monturas de pasta y también es resistente.

2.2.2.2. Titanio

Las monturas de titanio son más ligeras, resistentes y flexibles que las de acero. Es un material hipoalergénico por lo que son apropiadas para pieles sensibles. Las gafas de Sol de titanio las fabrican marcas de Sol premium, como por ejemplo Maui Jim o Silhouette. También hay modelos concretos dentro de otras marcas, aunque no son habituales.

3. Consejos para elegir gafas de Sol

Antes de elegir gafas de Sol, piensa para qué tarea las necesitas, qué aspectos te molestan de la corrección actual y qué te gustaría mejorar.

Por ejemplo, ahora mismo tienes una gafa de Sol tipo aviador (gafa metálica) y te molesta el Sol que incide de los lados, puedes solventarlo de varias maneras:

  1. Escogiendo una gafa de pasta, que normalmente queda más cerca del rostro evitando que entre luz por los lados o por arriba de la montura.
  2. También puedes elegir una gafa envolvente, más deportiva. Renunciando a una estética más formal, pero cómoda para el día a día dinámico.
  3. O también puedes elegir un modelo de gafas de Sol que tenga antirreflejante en la cara interna, evitando los molestos reflejos del Sol que incide de los lados.

Con este ejemplo, puedes hacerte una idea de las opciones que hay para un caso concreto. Cualquiera de estas opciones solventa o reduce considerablemente el problema concreto. Te recomendamos que si tienes alguna duda para elegir gafas de Sol la plantees al personal de las tiendas de gafas de Sol que acudas.

O por otro lado, deja tus dudas en los comentarios. Estamos encantados de responder.

Si te ha gustado el post, compártelo con tus contactos o dale a ME GUSTA, ¡nos ayudas mucho a que crezca el blog con más y mejor contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.