Saltar al contenido

Gafas ocupacionales: ¿qué son?

Ventajas y desventajas, ¿cómo funcionan? ¿Son como las gafas progresivas? Lo que necesitas saber antes de hacerte unas gafas ocupacionales.

¿Qué son las gafas ocupacionales?

Si estás leyendo este artículo, es porque ya llevas un tiempo padeciendo los síntomas de la presbícia, te cuesta leer de cerca, o ya notas que tienes que alejar las cosas para verlas bien (aún llevando las gafas puestas). O puede que tengas problemas para enfocar el ordenador con tu gafa de cerca.

¿Por qué te está pasando esto? La presbícia, como te contamos en nuestro artículo «Presbícia o vista cansada» va en aumento con la edad. Empieza siendo 1 dioptría y llega hasta las 3 dioptrías aproximadamente. Este proceso puede durar años, entre los 40 y los 65 años es cuando se producen los cambios.

La presbícia es la pérdida de la capacidad de enfoque de objetos cercanos con la que nacemos.

La pérdida de multifocalidad con la que nacemos, empieza a manifestarse en tareas exclusivamente cercanas. Con el aumento de la presbícia, empezamos a percibir que el desenfoque se produce también en distancias intermedias, como por ejemplo el ordenador.

Cambiar la distancia que deseamos enfocar, implica cambiar la graduación de las gafas que necesitamos. Podemos tener unas gafas para cada distancia, pero resulta mucho más cómodo tener unas gafas multifocales. Gafas con las que tenemos una diferencia de graduación entre arriba y abajo, ajustándose al rango de distancias a las que queremos ver bien.

Con la aparición de las gafas progresivas, también surgió unos años más tarde el concepto de gafas de oficina, u ocupacionales. Te lo contamos para que no te quede ninguna duda.

¿Qué son las gafas ocupacionales?

Las gafas ocupacionales son las que tienen la graduación de cerca y media distancia en la misma lente. A diferencia de las gafas progresivas, tienen un rango de distancias acotado, es decir, no podemos usarlas constantemente porque la variación de graduación no abarca todas las distancias.

Se centran para que cuando el usuario esté en una posición cómoda y recta, con la mirada al frente, tenga la graduación de media distancia lejana, y a medida que vaya bajando la mirada, acerca la distancia de enfoque.

Gafas ocupacionales

Estas gafas, no sirven para lejos, son solo para un rango de distancias determinado. Seguramente con la imagen se entienda mejor.

Con este tipo de gafas, tenemos cubiertas las distancias de cerca y media distancia. Para lejos deberemos quitaras o ponernos unas gafas con la graduación de lejos. Ya que con las gafas ocupacionales puestas veremos borroso.

El rango de distancias de las gafas ocupacionales puede variar de un laboratorio de lentes a otro, teniendo ocupacionales de hasta 4 metros. Lo más conveniente es ajustar el rango de visión al máximo para conseguir mayor campo de visión.

Ventajas de las gafas ocupacionales

La principal ventaja de las gafas ocupacionales es que tenemos mayor campo de visión que con las gafas progresivas.

  • En campo de visión es mayor que con las gafas progresivas. Tenemos más espacio en la lente porque hay que abarcar menos graduaciones.
  • No tener que quitar y poner gafas, o acercarse al ordenador para ver bien con la gafa de cerca, a la hora de cambiar la distancia de enfoque.
  • Con una única gafa tenemos solución para las distancias de oficina. No hay que comprar más que una.
  • Para los que no les gusta llevar gafas: estas gafas no te sirven para ir por la calle, no vas a ver bien con ellas en exteriores.

Desventajas de las gafas ocupacionales

Cabe mencionar que la mayoría de usuarios están muy contentos con esta solución para la presbícia. La principal desventaja de las gafas ocupacionales es el campo visual, que aunque mayor que las gafas progresivas, sigue siendo limitado.

  • Campo visual limitado, el usuario en algunas ocasiones tiene que adaptar su espacio de trabajo a las gafas, por ejemplo: subir el monitor, o acercar el teclado,…
  • Hay que acostumbrarse a usarlas. Aprender a mirar con ellas. Es muy importante entender cómo están hechas las gafas ocupacionales para saber por dónde hay que mirar en cada situación.
  • Para aquellos que quieran ver a cualquier distancia, sin quitarse las gafas, puede compensarles hacerse unas gafas progresivas, con las que también van a ver de lejos.
  • Son más caras que las gafas solo de cerca o solo de media distancia.

Gafas ocupacionales: ¿son para todo el mundo?

Para esta solución para la presbícia hay perfiles que tienen más éxito que otros.

¿Gafas ocupacionales para todos los defectos refractivos?

Los présbitas con graduaciones que están más satisfechos con las gafas ocupacionales son:

  • Hipermétropes de menos de 2 dioptrías (que no quieren llevar gafas progresivas o requieren un uso intensivo de la media distancia).
  • Astígmatas de menos de 2 dioptrías.
  • Miopes de más de 4 dioptrías.

Los hipermétropes con más de 2 dioptrías de lejos no ven bien. Por ello en la mayoría de casos, requieren una gafa progresiva como mínimo. Si luego necesitan visión nítida en situación de oficina, durante bastantes horas al día, tienen además de la gafa progresiva una gafa ocupacional.

Los astígmatas son algo más complejos, depende de si se trata de un astigmatismo miópico o hipermetrópico. Se tendría que evaluar cada caso por separado.

En general los miopes de menos de 4 dioptrías están satisfechos con su visión de cerca, o media distancia. Colocarles una gafa ocupacional les limita el campo de visión. Por lo general no se sienten satisfechos.

Recomendaciones para usar gafas ocupacionales

Las recomendaciones a tener en cuenta para que te adaptes con facilidad a las gafas ocupacionales.

Monturas para gafas ocupacionales

La elección de la montura es muy importante para que las gafas ocupacionales te vayan bien. En este caso, los criterios de elección son los mismos que para las monturas de gafas progresivas.

Los aspectos a tener en cuenta son:

  • La montura quede bien ajustada, que no te sobre salga y el ojo quede centrado ligeramente por encima de la mitad del aro.
  • No se tengan que descentrar las lentes para montarlas en la montura que te guste.
  • La montura sea suficientemente grande (a lo alto) para que haya espacio para montar las lentes.

¿Qué rango de distancias coger?

Piensa en tu trabajo. ¿Trabajas en una oficina o en un despacho? ¿Estás de cara al público o solo en tu escritorio?

Para saber qué rango tienes que escoger, tienes que tener claro hasta qué distancia quieres ver bien. Si estás exclusivamente con el ordenador y trabajo de escritorio, seguramente un rango de 80 cm te sea suficiente. Coger más rango, te va a dificultar la adaptación y restar comodidad.

Por el contrario, si necesitas atender de cara al público, necesitarás un rango de 2 metros de distancia como mínimo.

Si además trabajas en una habitación grande, haciendo reuniones con más personas, puede ser mejor opción, coger un rango de distancias de hasta 4 metros.

Queremos recomendarte que cojas el rango de distancias mínimo al que necesitas trabajar. Con esto consigues tener un mapa de potencia más equilibrado y que los cambios de enfoque sean más suaves. Por lo que facilitan la adaptación y aumentan la comodidad.

Periodo de adaptación

Antes de comprar unas gafas ocupacionales debes asegurarte de disponer de un periodo de adaptación razonable, que sería al menos de 1 mes desde que te llevas las gafas ocupacionales. Si donde vas a comprar las gafas no te dan este periodo de adaptación, mejor no las compres.

Una vez entendemos cómo funcionan las gafas ocupacionales, será mucho más fácil adaptarnos a ellas. Aún así, hay que ser conscientes que necesitaremos un tiempo para adaptarnos a ellas. Aunque ya hayamos usado, el mapa de potencia puede ser completamente distinto, y tengamos que aprender a mirar con las gafas nuevas como si fuera la primera vez.

Algo tan simple como el ajuste, puede dar problemas de adaptación.

Por esta razón al principio insistimos en que: lo más importante es que la gafa te quede bien ajustada.

Conclusiones

Somos firmes defensores de las gafas ocupacionales para aquellos usuarios de oficina. Quienes están su jornada laboral en una habitación, o tienen unos rangos de distancia muy concretos en media distancia (por ejemplo ordenador de mesa) y cerca.

En muchos casos se hacen gafas progresivas con sus consiguientes problemas de adaptación, por ejemplo hipermétropes de menos de 2 dioptrías. Y con unas gafas ocupacionales no tienen problema alguno, están contentísimos.

La tendencia de las ópticas es ofrecer primero las gafas progresivas.

Pero creemos que las gafas ocupacionales, con la digitalización de muchos puestos de trabajo, debería ser una herramienta de trabajo para muchos, para mejorar la ergonomía visual.

Como siempre, lo más importante es antes de acudir a la óptica, pensar en:

  • ¿Trabajo mucho tiempo en distancia intermedia (entre 50 cm y 2 m)? Por ejemplo en el ordenador, móvil, cocina, oficina, cara al público,…
  • ¿En qué momentos tengo problemas con mis gafas actuales?

Déjanos un comentario sobre qué te ha parecido el post, y no dudes compartir el contenido a quién le puedan interesar unas gafas ocupacionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.